Construcción de pistas hípicas

Construcción Visto: 49465

No existe mucha bibliografía sobre la construcción de pistas para equitación, pero sí una extensa oferta comercial y técnica disponible en el mercado y experiencias irrenunciables en el campo de la construcción de picaderos para distintos usos hípicos, en climatologías distintas y con materiales diversos.

Las pistas para caballos no deberían ser multidisciplinares. La construcción de una pista idónea para la práctica de Concurso Hípico, no sería en absoluto la mejor pista posible para la Doma Clásica, aunque la realidad económica imponga lo contrario. La composición del terreno y la climatología son también factores determinantes a la hora de la selección de los materiales y el diseño constructivo de una pista hípica al exterior, porque en una pista cubierta, donde las condiciones pueden determinarse a voluntad, la incidencia es mucho menor.

Las pistas ecuestres tienen, en todo caso, una vida útil que está ligada a los materiales con que se construyen, a su uso y mantenimiento. Tienen también un proceso de adecuación que hace que no sean perfectas recién construidas, sino que son los caballos quienes gradualmente, irán verdaderamente mezclando los componentes y armonizándolos hasta llevarla a su punto óptimo pasado el cual, si no se está atento, comenzaría el deterioro.

Generalmente el terreno natural no es apto para ser sometido a grandes esfuerzos, por ello es usual la construcción de pistas artificiales para caballos. La filosofía constructiva de estas pistas hípicas artificiales es lograr un terreno uniformemente mullido, no blando, pero resistente al uso continuado del caballo, un animal de peso considerable aumentado con el del jinete, que trabaja sobre unas extremidades en forma de cuña que se clavan en el suelo y luego, a la salida, lo hacen con un efecto “cuchara”. Ésta es la principal dificultad a la que se enfrenta el constructor de la pista, porque esa especial manera de trabajar del caballo hace que los finos de la capa superficial sean cada vez más “finos” por el desgaste y tiendan a irse hacia las capas inferiores de la pista y, el efecto cuchara del casco al salir, tiende a hacer aflorar a la superficie las piedras de las capas inferiores.

Ha de lograrse una superficie que con la humedad no se hunda, que no varíe esencialmente su resistencia con las pisadas y que estando seco, forme el menor polvo posible; que contenga materiales con bajo factor de ruido frente a la acción de los cascos y sea resistente al desgaste y a la descomposición. Ha de poseer cierta flexibilidad para que se reduzca el esfuerzo del aparato locomotor de los animales y, sin embargo, no tener un gran espesor, ya que ello se traduciría en un andar dificultoso y un rápido cansancio de los caballos. Finalmente, hay que lograr una pista ecuestre con unos costos de instalación y, sobre todo de mantenimiento, razonables.

Para que una pista de equitación cumpla con los requisitos hípicos básicos hay que tener en cuenta fundamentalmente :

De acuerdo con las exigencias de uso, existen muchas maneras de construir pistas hípicas. En LUPA, trabajamos dos formas de construcción que explicamos más abajo, ambas de garantía.

SISTEMA DE FLUJO/REFLUJO

Son pistas en las que el riego está enterrado bajo la capa de arena y básicamente consiste en unos tubos porosos que, mediante el control de un ordenador, pueden inyectar agua cuando la pista lo requiere y sacarla cuando la humedad es excesiva.

Se trata de un método de última generación, que puede observarse en las mejores pistas de competición por el mundo entero. Implica la utilización de materiales y áridos nuevos seleccionados y requiere ser instalado por una empresa especializada.

PISTAS CON DRENAJE INTEGRAL

El otro sistema que también instalamos es el de rejilla ECORASTER o de drenaje integral.  Son pistas construidas con rejillas ECORASTER como elemento característico diferenciador. Las rejillas tienen 3 funciones :

  1. Sirven de anticontaminante, es decir, no dejan subir las piedras de las capas inferiores, ni bajar la arena de la capa superior.
  2. Permiten un drenaje total, en el 100% de la superficie de la pista.
  3. Estabilizan el suelo, distribuyen la carga superficial y su elasticidad protege articulaciones y tendones.

Para conocer exactamente como se construye o como reparar una pista, le aconsejamos visualice un video “como arreglar una pista hípica” instalado en nuestra web

La utilización de la rejilla ECORASTER es el método más sencillo para construir una buena pista porque puede realizarse con medios locales, asesorando y suministrando nosotros los materiales al cliente y/o constructora. Por supuesto, también podemos construirla nosotros.

La pista hípica no es solo el piso o suelo, también forman parte de la pista : un vallado perimetral seguro, el sistema de riego y los aperos para su mantenimiento. En Lupa, tenemos los materiales necesarios, para que usted construya su pista por sus propios medios o con un constructor local y pueda mantenerla en condiciones.

Consulte en el apartado de tienda los precios de las distintas Opciones y Material para construcción de pistas hípicas

Imprimir